900 373 480

Fondos de Inversión: ¿Qué son y cómo funcionan?

 

En muchas ocasiones, ahorrar una parte de lo que ganamos no es una opción suficiente para garantizarnos la estabilidad económica en el futuro. Años atrás, guardar los ahorros en depósitos bancarios en una opción muy recurrida, pero teniendo en cuenta su mínima rentabilidad hoy en día, los fondos de inversión se han convertido en una primera opción de inversión.

 

¿Qué es un fondo de inversión?

 

Un fondo de inversión es un vehículo financiero formado por la suma de las aportaciones de cada uno de los participantes del fondo. El conjunto de este patrimonio será invertido en diferentes activos financieros como si de un único inversor se tratase. Al no tener personalidad jurídica, un fondo de inversión es un producto de inversión que se encuadra en las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC).

Cada una de las personas que ha aportado su capital al fondo se les llama partícipe, y cada partícipe tendrá un número de participaciones al fondo en función de lo que haya invertido. La sociedad gestora será la encargada de adoptar las decisiones y política de inversión que regirá el fondo, así como de gestionar y administrar el fondo. Existe además, una entidad depositaria, que es la encargada de custodiar el patrimonio del fondo y de desarrollar funciones de control de la actividad gestora en beneficio de los partícipes.

Una vez lanzado el fondo, el patrimonio de éste no es estático: irá variando en función de dos aspectos:

  1. de la entrada (suscripción) o salida (retirada) del capital de los inversores
  2. de las variaciones del valor que reciban los activos en los que se haya invertido.

Por lo tanto, el patrimonio del fondo puede aumentar, pero también disminuir.

 

¿Cuáles son las ventajas de contratar un fondo de inversión?

 

La principal ventaja que ofrecen los fondos de inversión es la liquidez. En el momento que quieras, puedes recuperar tu inversión en un plazo máximo de 3 días.

Además, tu inversión estará diversificada, ya que se invierte en distintos activos. De esta manera, si alguno funciona peor de lo esperado, no se producen situaciones extremas en tu cartera.

Al ser un dinero invertido, la rentabilidad estará libre de impuestos y podrás realizar traspasos entre fondos sin tributar. En el momento en que recuperes tu inversión y se calcule la plusvalía, tributarás por ella en tu declaración de la renta.

Destacar también que los fondos de inversión están gestionados por profesionales que reinvertirán los rendimientos de las inversiones, beneficiándote del efecto del interés compuesto.

Aclaración para los que no estéis familiarizados con el concepto del interés compuesto. Se trata de lo siguiente:

  • El tipo o tasa de interés es un porcentaje que se aplica como concepto de pago por el dinero durante un tiempo determinado. Es el precio del dinero.  
  • El interés compuesto es aquel que se va sumando al capital inicial y sobre el que se van generando nuevos intereses. El dinero, en este caso, tiene un efecto multiplicador porque los intereses producen nuevos intereses.
  • Se diferencia del interés simple en que éste no se suma al capital para poder generar nuevos intereses.
  • Además, el interés simple se calcula sobre el capital que se ha depositado en el inicio, por lo que el interés que se obtiene en cada periodo es siempre el mismo

 

¿Qué comisiones tiene la contratación de un fondo?

 

Como en toda inversión, hay que prestar atención a sus comisiones ya que inciden en la rentabilidad final de la inversión. Tenga en cuenta que cuando consulte la rentabilidad de un fondo, ya están descontadas todas las comisiones que llevan intrínsecas y habrá algunos fondos con unas comisiones, otros con otras y algunos con todas. Veamos cuáles son:

Fuente: Guía de Fondos de Inversión Renta 4 Banco

¿Cómo elegir el mejor fondo de inversión?

 

Existe numerosos tipos de inversión según su vocación inversora, riesgo, tipo de retorno o zona geográfico, entre otros parámetros. Para poder elegir con precisión qué tipo de fondo encaja mejor con nuestro perfil, es necesario tener en cuenta no sólo el tipo de fondo del cual se trata, sino también las siguientes variables:

Horizonte Temporal

El horizonte temporal de la inversión es el periodo de tiempo que el inversor está dispuesto a mantener su capital invertido, sin que tenga la necesidad de retirarlo para destinarlo a otros fines, con la expectativa de obtener el máximo rendimiento por él. A menos riesgo, el horizonte temporal puede ser inferior y a más riesgo, necesitamos tener un horizonte temporal mayor.

Liquidez o Disponibilidad

Si vamos a tener necesidades de liquidez a corto plazo, no es conveniente invertir en Fondos de Inversión de renta variable, pero sí que se podría invertir en Fondos de Inversión ligados a deuda pública.

Rentabilidad

Si nuestras expectativas son de obtener una rentabilidad elevada, debemos optar por invertir en Fondos de Inversión que contengan inversiones de renta variable. En cambio, si nuestras expectativas de rentabilidad son más moderadas o nuestro objetivo es preservar el capital, debemos optar por Fondos más conservadores, que contengan pocos activos de renta variable o que inviertan simplemente en activos de renta fija libre de riesgo a corto plazo.

Perfil de riesgo

Cada uno de nosotros, debemos saber qué aversión o tolerancia al riesgo tenemos. Si tenemos aversión al riesgo, preferimos “estar tranquilos”, por mucho que nuestro horizonte temporal o nuestra disponibilidad nos permitan invertir en Fondos de renta variable, es mejor que optemos por Fondos de Inversión más conservadores. En cambio, si tenemos tolerancia al riesgo, sí que podremos invertir en Fondos de Inversión con mayor riesgo.

 

Fuente: Guía de Fondos de Inversión Renta 4 Banco

Cuestiones importantes a tener en cuenta

 

  • Antes de contratar un fondo de inversión, es muy importante que sepa que su entidad debe entregarle el DFI (Documento con los datos fundamentales para el inversor) con la información sobre las características, riesgos y costes del producto, junto con el último informe semestral. Si lo solicita, también obtendrá el folleto completo y los últimos informes anual y trimestral publicados. El DFI también se pueden consultar en los Registros Oficiales de la CNMV, a través de la web. (www.cnmv.es).

 

  • Asuma un papel activo en la decisión del fondo: El DFI es un documento corto, que le ayudará a realizar una comparativa entre diferentes fondos. Tómese el tiempo necesario para decidir con conocimiento, sin precipitación ni bajo presión y consulte a un especialista en inversión que le brinda la seguridad que necesite.

 

  • Las inversiones en productos financieros están sujetas a las fluctuaciones del mercado y otros riesgos inherentes a la inversión en valores, por lo que el valor de adquisición de un producto financiero y los rendimientos obtenidos pueden experimentar variaciones tanto al alza como a la baja, y es posible que un inversor o partícipe no recupere el importe invertido inicialmente. Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.

Feliz Navidad

El 2020 ha sido un año de locos, imprevisible pero también inevitable. Muchos esfuerzos realizados en cualquier sector por mantener a flote el negocio, muchas veces han caído en saco roto, sobre todo el sector de servicios de comidas HORECA (HOteles, REstaurantes y CAfeterías) muy penalizado y a su vez muy dependiente del turismo en España. Quizás, y ojalá suceda, que la mentalidad de todos los españoles cada vez más sea la de DIVERSIFICACIÓN, ¿recuerdas cuando estalló la crisis financiera en 2008? España dependía del “Tocho” para su crecimiento económico, tras los años la dependencia de la construcción ha ido disminuyendo y los profesionales se han ido reciclando en otros sectores. 12 años más tarde, España tiene una gran dependencia del turismo y este año se presenta una pandemia tan fuerte que ha arrasado de nuevo con otro sector del cual el PIB español dependía en gran medida. Esperemos que esta experiencia sirva para que tanto el nuevo emprendedor como el empresario tengan un horizonte de negocio más lejano más internacional y menos local, más diversificado, pues no evitaremos una crisis pero si se reducirán los daños, y el impacto en la economía y empleo no tendrá nada que ver con la actualidad.

Hoy en día existen recursos tecnológicos y el conocimiento suficiente para crear tu propia empresa en formato digital y con un plan internacional ¿por qué no hacerlo? Y además, frente a cualquier crisis se llame como se llame, te permitirá adaptarte a las nuevas circunstancias de manera rápida y con bajo coste. Este debe ser el nuevo paradigma para implantarse uno mismo a partir del próximo año 2021, empezar el año con un NUEVO CONCEPTO DE ESTILO DE VIDA. Si de la misma manera que empiezas el año con nuevos propósitos: dejar de fumar, hacer deporte, hacer dieta, hacer formación,… en 2021 no te debes olvidar de que el “Nuevo Concepto de Estilo de Vida” se fundamentará en: diversificación de ingresos, negocios digitales, internacional, …

Siendo optimistas, queremos que el 2021 sea un “Desafío” para ti y para cualquiera, que compruebes 12 meses más tarde hasta dónde has llegado con tus proyectos de negocio. Es decir, vive el crecimiento de lo que has creado y crecerás tu también, “No dependas de otros” se Independiente.

En los mercados financieros tu estrategia de inversión se adapta constantemente a los cambios de precios y de tendencias, ¿por qué no lo ibas a hacer en la vida real? Ánimo y para lo que necesites, ASTON DEALERS estará cerca de ti.

 

 

El polémico uso del Stop Loss

 

Los Stop Loss son fáciles de entender y las técnicas para situarlos también están al alcance de cualquiera desde el punto de vista técnico. No hay nadie que no sea capaz de entender lo que es un Stop Loss y cómo colocarlo a nivel conceptual.

La gran dificultad de los Stop Loss radica en su aplicación práctica debido a las peculiaridades e implicaciones que tiene su colocación desde el prisma psicológico. En este sentido, autores como Germán Antelo distinguen el Stop Loss racional del Sop Loss Psicológico.

Mientras que el Stop Loss racional es el cálculo matemático de cuánto dinero estamos dispuestos a perder de acuerdo con nuestro capital depositado, el Stop Loss Psicológico se activa en el momento en el que perdemos dinero y empezamos a sentir dolor por el dinero perdido, con independencia de que coincida o no con el Stop Loss racional.  

Veámoslo con un ejemplo:

Imaginemos que el Sr. Juan, de acuerdo con su money management, está dispuesto a perder 1.000$. Sin embargo, cuando esa operación le empieza a dar pérdidas de 300$ ya siente dolor, incomodidad, frustración por haber tocado los 300$. El Stop Loss racional dice que puede soportar una pérdida de 1.000$, por lo que no estamos ante un caso de mala colocación del Stop. Estamos ante un caso en el que nuestra emoción empieza a observar que los 300$ que se están perdiendo ya empiezan a ser “demasiada pérdida”, activándose acto seguido el impulso por mover manualmente el stop y acortarlo. Esto nos lleva a concluir que el umbral de pérdida del Sr. Juan no está entonces en los 1.000$ que racionalmente ha calculado que puede perder sin incumplir con el trading plan, sino que el umbral de pérdida se sitúa en los 300$.

 

Claro está que a nadie le gusta perder y realmente no debe pasar nada en ti si se ejecuta la pérdida calculada bajo el paraguas de tu gestión monetaria. No obstante, y siguiendo con el ejemplo anterior, si perder 300$, aún pudiendo soportar 1.000$ nos produce dolor, rabia, ganas de revancha, frustración, querer entrar a mercado para recuperar, olvidarse de tu plan de trading, dejar correr tus pérdidas para recuperar lo perdido… Ahí hay que reconocer que no te sientes tranquilo ni toleras esa pérdida.

¿Qué dos opciones tenemos ante esta situación de dolor e intranquilidad?

  • Trabajar para que no te genere dolor la pérdida de dinero y aceptes el stop racional sin resentimiento, culpa ni frustración. Es frecuente el caso de mover los stops manualmente, y en consecuencia, no seguir los trading plans, porque no soportamos perder. Si la pérdida nos provoca dolor, tenemos que dejar de operar y observar qué dinero no nos generaría dolor. Al que perder le supone dolor, sea la cantidad que sea, no va a poder operar en mercados financieros, porque en trading e inversiones puede uno perder dinero incluso haciendo las cosas perfectas. ¿Mentalmente, aceptas eso?
  • Poner el stop donde no te genere dolor, en vez de ponerlo en donde técnicamente sería adecuado. Tendremos que tener en cuenta aquí que habrá muchos mercados en los que, por su apalancamiento, no podremos operar en ellos porque los Stop Loss ahí no nos permitirían una operativa tranquila.

Por satisfacer nuestro ego, también podemos caer en el error de no poner Stop Loss, ni en donde racionalmente nos indicaría nuestro money management, ni en donde psicológicamente fuéramos capaces de soportar sin que nos genere dolor. El motivo que impulsa a la no colocación del stop sería el no querer reconocer un error y dejar correr la pérdida hasta que el mercado se de la vuelta. Un stop de pérdidas que se ejecuta significa reconocer un error. Hasta que una operación no se cierra, la pérdida no se reconoce (pero eso no significa que no esté ahí).

En mi opinión, creo que para llegar al largo plazo hay que sobrevivir en el corto, y un gestor no debería permitir tal pérdida, por muy seguro que se encuentre de tener razón y de que su análisis pre operativa ha sido el mejor y más exhaustivo. Un inversor debe entrar a mercado sin sorpresas, esto es, conocer siempre cuál es la pérdida máxima que está dispuesto a aceptar en una operación. La única razón para no ejecutar el stop debería ser una nueva – y objetiva, teniendo en cuenta todas las emociones que nos invaden en el momento de tomar esa decisión – valoración del binomio riesgo/beneficio.

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer at Aston Dealers® Business Academy

 

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.