6 casos empresariales de éxito made in Spain

Zara

La empresa fundada por Amancio Ortega es uno de esos casos de estudio nacionales que se analizan en las principales escuelas de negocio de todo el mundo, como , Harvard, Wharton o la London School of Economics. La cadena de tiendas de Zara, origen de lo que hoy es el Grupo Inditex , interesa principalmente por su original y pionero sistema de distribución, un sistema centralizado de gestión del inventario que permite abastecer a todas las tiendas Zara del mundo en un máximo de 48 horas, dos veces por semana. Destaca también la continua rotación de sus productos anticipándose a los gustos de los consumidores, así como los precios asequibles. En resumen, un engranaje perfecto que integra diseño, fabricación, distribución y venta en tiendas propias.

BBVA

La transformación digital del banco BBVA ha llamado la atención dentro y fuera de nuestras fronteras. En el año 2019, la entidad recibió tres galardones en la edición de los premios ‘The Innovators’, otorgados por la revista Global Finance. Ya en 2020, han podido revalidar el reconocimiento de Global Finance al recibir la distinción del mejor banco digital para clientes corporativos en España y entidad financiera más innovadora en Europa Occidental. Es la culminación de un proceso de renovación iniciado años atrás con Francisco González como presidente, férreo defensor de la tecnología como ventaja diferenciadora y del aprovechamiento de la Data.

El real Madrid

El Real Madrid CF ha sido durante varios años un caso que captó el interés de numerosas escuelas de negocio por la facilidad del club para generar ingresos por una vía que no es la deportiva, sino la del marketing. La entrada de Florentino Pérez, en el año 2000, supuso una transformación organizativa que generó abundantes ingresos. Durante su mandato, el Real Madrid se convirtió en el club con los mayores ingresos corrientes en el mundo durante más de diez años consecutivos. Buena parte de estos ingresos procedían de la explotación de la marca a partir de una nueva estrategia de marketing que enriqueció no solo al club sino también a buena parte de los jugadores. De esta experiencia se extrajeron algunas implicaciones interesantes para la gestión de las empresas deportivas.

Chupa Chups

Otra empresa referente de éxito empresarial que ha sido analizada en todo el mundo y uno de nuestros grandes ‘inventos’ aunque no todos relacionen el origen del caramelo con palo con España. La empresa, actualmente propiedad de un grupo italo-holandés, la fundó Enric Bernat en 1958 en Villamayor (Asturias), aunque el nombre de chupa-chups no se creó hasta 1961. Salvador Dalí fue el caro autor del logotipo de la marca que luego veríamos también a pesonalidades como Johan Cruyff, uno de sus grandes embajadores, o el personaje televisivo Kojak. Chupa Chups experimentó una brutal expansión internacional llegando a estar presente en 150 países con una facturación de 260 millones de euros. Este proceso de internacionalización de una empresa familiar fue lo que analizaron en su momento miles de alumnos de distintas escuelas internacionales antes de que la marca cayese en declive hasta el extremo de ser catalogada por algunos como ejemplo de fracaso de una empresa familiar.

Mercadona

Lo que llama la atención de la compañía fundada por Juan Roig es la forma de coordinar y gestionar las cadenas de suministro. Asimismo, las cifras de negocio de Mercadona, a la altura de los grandes gigantes mundiales de la distribución y la alimentación, captaron el interés de Zeynep Ton y Simon Harrow, dos profesores de Harvard, que publicaron un estudio del caso en el año 2010. Posteriormente, ahondarían en otros aspectos como el trato a los proveedores, su modelo de Recursos Humanos o la optimización de recursos para reducir costes.

elBulli de Ferrán Adriá

El éxito de ElBulli, el mítico establecimiento fundado por el chef catalán Ferran Adrià en Girona ha dado mucho para estudiar en las escuelas de negocio de todo el mundo. El trabajo de Ferran Adrià y la transformación de elBulli, fue publicado a finales de 2015 por Harvard  Business Publishing y elaborado por dos docentes de Esade de Barcelona. No es muy habitual que las escuelas de negocios estudien casos sobre la trayectoria empresarial de un chef del sector de la alta restauración, pero la propuesta innovadora del chef que convirtió elBulli en el mejor restaurante del mundo se ganó este privilegio. elBulli cerró como restaurante el 30 de julio de 2011 y se convirtió en una fundación dedicada a la investigación en creación e innovación de la ciencia gastronómica.

Idea de negocio no es lo mismo que oportunidad de negocio

Los conceptos idea y oportunidad de negocio pueden llegar a utilizarse como sinónimos en el mundo del emprendimiento, pero no son lo mismo. Descubramos qué elementos los diferencian.

Idea de negocio

Una idea inicial tiene que atravesar un proceso hasta materializarse en la realidad. Es preciso comprobar que se trata de una propuesta viable, realizable y alcanzable. Es necesario invertir recursos para llevarla a cabo. Y, más allá de las expectativas depositadas en ella, el éxito no está garantizado.

El profesional ha visualizado la idea incluso antes de ponerla en marcha. Su implicación ha sido clave para darle forma e impulsarla. Es una de las fases de la creación de un proyecto: aquella que se encuentra el periodo más inicial. Por otra parte, existen muchas ideas que quedan en un plano abstracto y se descartan. Ocupan espacio en conversaciones sobre temas profesionales, pero no dan el paso hacia una fase más avanzada, porque simplemente son una idea.

Oportunidad de negocio

Una idea de negocio se valora y se analiza. Una oportunidad se descubre, forma parte del entorno. Y está allí, dispuesta a ser descubierta. De este modo, el profesional tiene la ocasión de encontrar una oportunidad que conecta con un público objetivo y que ofrece un beneficio. Una idea de negocio y una oportunidad no siempre se presentan unidas.

Sin embargo, en ocasiones sí están vinculadas. Así ocurre cuando la primera da lugar a la segunda. La idea no solo ha conquistado al emprendedor, sino también a los consumidores. Y, en consecuencia, las ventas han producido una ganancia. La iniciativa se integra en un contexto temporal marcado por variables externas e internas que son favorables para la evolución de la idea: es entonces cuando se presenta una importante oportunidad. Es decir, surge la ocasión ideal para llevar a cabo el proyecto ideado.

En tu caso, ¿tienes una idea de negocio o una oportunidad?

Tips para emprender de forma consciente

El emprendimiento consciente es aquel que suma reflexión, razón y sentimiento a este proceso creativo de dar forma a una iniciativa. El emprendimiento consciente es aquel que posiciona al protagonista en un mapa de situación en el que las palabras y las acciones están alineadas con el proyecto y la misión de esa persona.

Quien emprende de manera consciente observa su misión como un enriquecimiento personal en forma de felicidad, pero también visualiza el bien que esta iniciativa puede aportar a la sociedad. Interpreta el esfuerzo, la inversión y todos los detalles de esta organización de un modo que trasciende a la visión reduccionista que centra la mirada en los resultados.

1. Busca un propósito más allá del dinero

Como emprendedor debes tener claros tus objetivos y el impacto que tendrán tus acciones en el ambiente, así como en tus trabajadores, proveedores y clientes, buscando siempre su bienestar social y económico. “Nunca está de más preguntarse ‘¿qué puedo hacer yo por ellos?’”

2. Favorece una cultura organizativa “consciente”

Desde el arranque de tu proyecto de negocio debes dedicarte a favorecer las condiciones en que tus círculos productivos más cercanos (trabajadores y proveedores) se desenvuelven dentro y fuera de tu negocio. Una buena forma de evaluar si estás haciendo bien las cosas es contarle todo lo que haces a una persona mayor y ver su reacción. Las personas mayores tienen esa perspectiva del tiempo que aporta visión y claridad a las cosas. 

“Para poder generar un negocio consciente se deben romper muchos paradigmas. Requiere tener compromiso y claridad social, así como buscar un propósito que vaya más allá del dinero”

3. Desarrolla tu liderazgo consciente

Es importante pensar, desarrollar y trabajar un liderazgo que te permita ser el protagonista de todas las cosas, buenas y malas, de tu emprendimiento.

Es muy importante el hacerse responsable de lo que suceda dentro de tu proyecto, preguntándote ¿Qué hice mal? ¿Qué dejé de hacer para que eso sucediera? ¿Cómo puedo mejorar?.

4. Piensa en desafiar lo de siempre

Debes ser consciente que emprender buscando un propósito que va más allá de lo económico, es todo un desafío. Hay mucha gente que te va a decir que así no funcionan los negocios. Pero si planteas tu proyecto de una forma ética y honrada, empezarás a encontrar personas que están dispuestas a jugar en tu misma liga.

5. Persigue redefinir los estándares de la industria

A través de la calidad de tus productos y/o servicios puedes lograr que el valor que está aportando tu emprendimiento sea mucho mayor. Aunque no logres redefinir por completo los estándares de tu industria, seguramente ya apoyaste a que esos estándares crezcan en el futuro.

Actualmente, hemos sufrido las consecuencias del capitalismo voraz, que busca obtener un beneficio económico por encima de lo que sea, incluso de los trabajadores.

Las empresas deben de ser unidades que brinden oportunidades laborales dignas y que tengan una consciencia sobre el todo.

Ebook

4 Programas Formativos: bolsa, criptos, negocios y metaverso.

-25% Dto + Entradas FCB + Entradas Music Festival