¿Otro año sin que te toque la lotería de Navidad?

 

 

Según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la lotería de Navidad es la que más adeptos tiene, con el 70 % de participación, seguida del sorteo del Niño, con el 65 %. Precisamente la alta participación en estos sorteos hace que, “sea más probable que nos caiga un rayo que que nos toque la lotería”. “Estadísticamente, la probabilidad de que te toque el gordo de Navidad es del 0,00001 (0,001%), puesto que hay 100.000 bolas iguales que tienen las mismas probabilidades de salir”, confirma Elisabet Ruiz, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Las primeras imágenes de los premiados siempre están protagonizadas por baños de cava, lágrimas de felicidad y fiestas de celebración junto a las personas más cercanas. Ahora bien, ¿estamos psicológicamente preparados para convertirnos en millonarios de la noche a la mañana?

Ganar un gran premio de la lotería no solo permite tapar agujeros o pagar aquellas deudas pendientes, también puede traer problemas psicológicos si uno no está acostumbrado a manejar tanto dinero.

Cuando una persona recibe tanto dinero de golpe se desequilibra, porque se produce un impacto emocional muy elevado que deriva en emociones de alta intensidad de satisfacción y euforia que hacen que se sienta muy poderosa y capaz de afrontar lo que sea, y esto puede llevarla a tomar decisiones ilógicas e irracionales con respecto a negocios o compras muy caras.

Por lo tanto, las emociones son una parte fundamental a la hora de gestionar el dinero de la lotería. No obstante, también intervienen otros factores de carácter técnico, como el desconocimiento financiero. Según un estudio del Global Financial Literacy Excellence Center, en España solo el 49% de la población adulta tiene conocimientos financieros.

Si una persona ha vivido en una familia en la que nunca ha habido dinero, cuando le toque la lotería se lo gastará enseguida porque no estará acostumbrada a tenerlo. De lo contrario, la persona será capaz de ahorrar y hacer un buen uso de él a largo plazo.

Además de las consecuencias psicológicas y personales, ganar la lotería también puede traer problemas sociales y familiares.

Tras recibir el premio, uno puede sentirse presionado por la demanda de los familiares y de los amigos más cercanos, que se aprovechan de la situación para obtener dinero de forma fácil y rápida.

En caso de que suceda, y ojalá así sea, lo importante es actuar en frío, planificando paso a paso, y con la mente puesta en invertir para tu felicidad, para que, de esa manera, ese dinero pueda revertir en mayor tiempo de calidad para ti, en experiencias divertidas y plenas, y en cuidarte a ti y a los tuyos con cabeza, y no en una gratificación inmediata pero fugaz.

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

4 Programas Formativos: bolsa, criptos, negocios y metaverso.

-25% Dto + Entradas FCB + Entradas Music Festival