La práctica hace al Maestro

 

A menudo los alumnos ya formados en Análisis Técnico, y con resultados más o menos consistentes en cuenta real, llegan a un punto de desistimiento, un punto “muerto” en el que, tras hacer balance de lo ganado y lo perdido en su camino, no sienten la confianza suficiente de que estén en “lo correcto”, es decir, que quieran continuar porque el trading realmente les compensa.

Llegados a este punto, que experimentamos todos los traders en un momento u otro, es el momento de hacerse las preguntas correctas. La pregunta más reveladora que uno puede hacerse es:

¿Estoy haciendo todo lo que está en mis manos para conseguir lo que quiero?

Siendo honestos con nosotros mismos, el 90% de las ocasiones, el alumno responde a la pregunta reconociendo que no siempre está poniendo todo el esfuerzo y empeño en aprender el oficio de trader, lo que le convierte en un aficionado o amateur, y no en un trader profesional y comprometido.

Para llegar a ser el operador consistente que deseamos ser, hay que hacer un trabajo de crecimiento personal, en donde se verán comprometidos valores tan serios como la paciencia, la capacidad para la toma de decisiones de manera autónoma o la resiliencia. Y para eso, solamente hay un único secreto: la práctica.

Si hacemos revisión de cuál es la característica común a todos los seres más exitosos de la historia, encontraremos que alguno tiene de manera innata un talento especial que nadie tiene, pero lo que todos tienen es espíritu de constancia y superación, de modo que su triunfo no radica tanto en un don innato sino en la práctica continua y repetida de ciertas acciones.

“Si repites algo cada día en la misma situación, se convierte en una reacción automática ante dicha situación”

Jane Wardle, “Cómo se forman los hábitos: modelando la formación de hábitos en el mundo real”, publicado en la Revista Europea de Psicología Social

Todo es un tema de foco y concentración. Podemos decir en ese sentido que los hábitos son los cimientos sobre los que se construye ese pilar de alto rendimiento que llamamos disciplina. La clave para conseguir esa disciplina es forjarla desde el deseo, no desde la obligación moral o socialmente impuesta (recordemos la influencia del qué dirán de mí si saben los demás que mi trading es un fracaso).

Cuando nuestros pensamientos se enfoquen en el “para qué” hago lo que hago (meta, objetivo), y ese “para qué” nos enamore, nos apasione y nos vuelva locos, entonces estaremos dispuestos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para conseguirlo. En este momento es cuando los hábitos empiezan a transformarse para pasar a ser de carga pesada y fastidiosa a un aliado perfecto para conseguir los resultados que buscamos.

La disciplina es ejecutar automáticamente y sin pensar, sin gastar energía emocional. Y, para hacer sin pensar, es necesario desear, así como estar convencido y seguro de lo que se desea.

Siémbrese una acción y se recogerá un hábito; siémbrese un hábito y se recogerá un carácter; siémbrese un carácter y se recogerá un destino.

William James, “Principios de Psicología” (1980)

Desde el Coaching, fomentamos a nuestros alumnos a que no piensen de sí mismos que no son capaces de cambiar (“yo no valgo para esto”, “soy demasiado tonto/despistado/vago”). Lo seres humanos tenemos la facultad de renovarnos a nosotros mismos, podemos evolucionar porque poseemos el potencial y la aptitud para transformarnos en la persona a la que aspiramos. A algunos les será más fácil que a otros, pero las herramientas para conseguirlo las tenemos todos y no son desconocidas: la fuerza de la repetición, la activación de nuevas sinapsis viviendo nuevas experiencias o estudiando nuevos conocimientos y la atención plena en nuestro entorno (mindfulness) de la que hablamos en este post: “Trading y Mindfulness”.

Trading y Mindfulness

 

Y para cerrar el artículo de hoy:

«No te permitas ninguna excepción hasta que el nuevo hábito esté realmente implantado en tu vida. Cada recaída es como dejar caer un ovillo que estás tratando de enrollar; un simple descuido logra deshacer muchas de las vueltas que pasaste horas liando. La continuidad del entrenamiento es la clave que hace que el sistema nervioso funcione de forma infalible».

William James: “Hábito” –incluido en el capítulo IV de “Principios de psicología” de 1980.

Cristina Bartés

Chief Operating Officer at Aston Dealers® Business Academy

 

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

¿Quieres aprender a invertir en bolsa ?

Te regalamos la primera parte de nuestro Manual de Inversión y empieza a rentabilizar tus ahorros ahora

Share on whatsapp