Según el consenso de analistas, el próximo 20 o 21 de marzo podría ser la fecha elegida por Jeromme Powell y la FED, para anunciar la primera subida de tipos de interés de este 2018. Quizás por entonces el mercado haya descontado el evento y no se produzcan movimientos importantes en las bolsas. Pero, sin duda lo que más afectará, serán los análisis posteriores a la subida para determinar si, en este 2018, se van a producir tres o quizás cuatro subidas; tal y como sostienen algunos analistas desde hace unas semanas.

La clave de todo será la inflación. Si de aquí a mediados de marzo sigue subiendo la confianza del consumidor, continua el ascenso del precio por hora pagado a los trabajadores, y eso se combina con la consolidación del pleno empleo en Estados Unidos; podríamos asistir a una nueva escalada de la rentabilidad del Bono USA a diez años ( TNOTE10Y).
De llegar esta al 3% – rompiendo un canal bajista de 30años de duración – se dispararían las alarmas de una inflación mayor de lo esperado y podríamos asistir a ventas importantes en Wall St donde los inversores, optarían por la rentabilidad del Bono ( con precios bajos ) sin que aumentase el riesgo país de Estados Unidos.

TRUMP, LOS ARANCELES Y LA GUERRA COMERCIAL DE LA CASA BLANCA.

La segunda fecha clave será el 11 de abril. Ese día, Donald Trump debe decidir si aplica los aranceles del acero contra las importaciones de China, A. Latina y Rusia, siguiendo la propuesta del Secretario de Estado de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross. De momento todo parece indicar que los aranceles se van a aplicar; no obstante cabe ver por donde van a ir las negociaciones.

Para ver el impacto de los aranceles USA en los mercados, habrá que estar muy atentos a la evolución del Índice Dólar ( USDIDX). Si las manos fuertes continuan sometiéndolo a presión bajista y sigue rompiendo soportes históricos, eso significará que la Admon. Trump va a aplicar los aranceles y, sabiendo las contramedidas que tomarán los países afectados, apostará de forma descarada por presentarse en el mercado con una divisa lo más débil posible que le permita aguantar las sanciones contra las importaciones norteamericanas.

PASE LO QUE PASE HABRÁ VOLATILIDAD.

Sea cual sea la solución a estos enigmas, lo cierto es que desde hoy hasta el próximo 20 de marzo y, después, al 11 de abril, la volatilidad va a estar presente en los índices, bonos y forex. Tanto en USA como en Europa; por que la correlación entre el índice dólar y el par EURUSD podría someter a los índices europeos a tensiones bajistas. Para una economía exportadora como la de la UE, una apreciación sin freno del Euro pondría en peligro las exportaciones europeas. Por otro lado, una defensa a ultranza del BCE contra el Dólar barato, pondría en marcha la llamada “guerra de divisas” entre ambas monedas. Llegados a este punto, volvería a reforzarse el sesgo alcista de la volatilidad de mercado contagiándose al resto de divisas fuertes como la GBP y el JPY.

Atentos pues, tanto a los riesgos como a las oportunidades que nos brindarán los mercados en elo próximos meses.

Por Joaquín Ortega.
Por |2018-03-05T11:40:09+00:00lunes 5 marzo 2018|Aston Dealers, Mercados Financieros, Por Joaquín Ortega|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario

TwitterFacebookGoogle+LinkedIn
Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.