Técnicas de relajación en trading

 

¿Te da pereza leer este artículo? Puedes escucharlo en nuestras plataformas para Podcast en Spotify o Apple Podcast. ¡No hay excusas!

 

Las técnicas de relajación se emplean en el área del trading y las inversiones como una forma de mitigar el estrés que produce la volatilidad de los mercados financieros, así como también para reducir la sensación de miedo e inseguridad que suele acompañarnos antes, durante, y algunas veces incluso después, de abrir una posición. Vaya por delante que no todas las técnicas de relajación sirven para todo el mundo, y que al fin y a la postre, de lo que se trata es que cada uno elija y adopte las herramientas que sienta que mejor le funcionen para estar más tranquilo y mejor enfocado.

Todos sabemos por intuición qué son las técnicas de relajación, pero muchas veces, influidos por modas como la del yoga (en todas sus modalidades) o la piscología positiva (mal entendida hasta el absurdo), las encasillamos en estereotipos y las reducimos a conceptos como “respira y sonríe”. Respirar y sonreír son la consecuencia, no la vía para llegar a la calma. Las técnicas de relajación hay que entenderlas como un proceso de trabajo interior, que persigue aliviar el estrés que te producen ciertas situaciones (ya sea el trading o algo tan cotidiano como atender al cliente en tu trabajo), a través de técnicas sencillas, al alcance de todo el mundo. Estas técnicas ponen el foco en estar presente en el tan famoso “aquí y ahora”, que no es más que tomar la plena conciencia o atención no en lo que va a pasar en el futuro, o lo que me ha pasado en el pasado, sino en el momento actual, en el momento presente.

Técnicas de relajación existen de varios tipos, y no es relevante si eliges una u otra, porque lo único que importa es que a ti te sean de utilidad. En este sentido, destacamos los siguientes tipos de técnicas de relajación:

  • Relajación autógena. “Autógena” significa ‘que proviene de tu interior’. En esta técnica de relajación, usas tanto las imágenes visuales como la conciencia corporal para reducir el estrés.Repites palabras o recomendaciones en tu mente que te pueden ayudar a relajarte y a reducir la tensión muscular. Por ejemplo, puedes imaginar un entorno tranquilo y luego concentrarte en la respiración relajada y controlada, en disminuir la frecuencia cardíaca o en sentir diferentes sensaciones físicas, como relajar cada brazo o pierna, uno por uno.
  • Relajación muscular progresiva. En esta técnica de relajación, te concentras en tensar lentamente cada grupo muscular y, luego, relajarlo.Esto te ayuda a centrarte en la diferencia entre la tensión y la relajación muscular. Puedes comenzar a tomar más conciencia sobre las sensaciones físicas.En un método de relajación muscular progresiva, comienzas por tensar y relajar los músculos de los dedos de los pies, y continúas gradualmente hacia arriba, hacia el cuello y la cabeza. También puedes comenzar por la cabeza y el cuello y continuar el trabajo hacia abajo, hacia los dedos de los pies. Contrae los músculos durante unos cinco segundos y, luego, relájalos durante 30 segundos, y repite.
  • Visualización. En esta técnica de relajación, puedes formar imágenes mentales para hacer un recorrido visual hacia un lugar o una situación pacífica y tranquila.Para relajarte con la visualización, intenta incorporar tantos sentidos como puedas, como el olfato, la vista, el oído y el tacto. Por ejemplo, si te imaginas relajándote en el océano, piensa en el olor del agua salada, el sonido de las olas que rompen y la calidez del sol sobre tu cuerpo.Es recomendable cerrar los ojos, sentarte en un lugar tranquilo, aflojar la ropa ajustada y concentrarte en la respiración. Intenta concentrarte en el presente y tener pensamientos positivos.

Otras técnicas de relajación pueden ser las siguientes:

  • Respiración profunda
  • Masajes
  • Meditación
  • Taichí
  • Yoga
  • Biorretroalimentación
  • Musicoterapia o terapia de arte
  • Aromaterapia
  • Hidroterapia

Y por último, recuerda: las técnicas de relajación son habilidades. Al igual que con cualquier habilidad, la capacidad para relajarse mejora con la práctica. Sé paciente contigo mismo. No permitas que tu esfuerzo por practicar técnicas de relajación se convierta en otro factor de estrés.

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer at Aston Dealers® Business Academy

 

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

¿Quieres aprender a invertir en bolsa ?

Te regalamos la primera parte de nuestro Manual de Inversión y empieza a rentabilizar tus ahorros ahora

Share on whatsapp