Talk honey about money: Hablar de dinero con la pareja

 

 

Hablar de dinero con nuestras parejas provoca de todo… menos placer. Especialmente cuando se trata de distribuir gastos, compartir responsabilidades financieras y organizar la economía doméstica.

En el estudio “Fidelity Investments Couples&Money” encontramos hallazgos muy interesantes sobre la correlación COMUNICACIÓN con nuestras parejas por un lado, y el DINERO o los temas financieros, por el otro.

Así, el estudio revela que

  • El 78% los encuestados prefieren compartir con su pareja su historial amoroso, antes que su historial financiero (deudas contraídas en el pasado, deudas pendientes de amortizar, etc.).
  • El 49% de las parejas manifestaba contradicción en quién tenía que saldar las deudas (¿debe ayudarle el otro a pagar esa deuda?) que alguno de los dos habían contraído antes de ser pareja estable o matrimonio y que habían traído a la relación.
  • 4 de cada 10 matrimonios encuestados reconocían que traer deuda a la relación había tenido un impacto negativo en ella.
  • El 46% de las parejas encuestadas estaban de acuerdo con que el dinero es el principal reto como pareja (#couplegoals).

¿Sabe tu pareja cuánto dinero cobras al mes?

Preguntar esto, e incluso compartir esta información entre amigos se ha convertido en un tabú, acentuado en el caso de las mujeres. Entre amigas, antes se hablaría del tiempo, que de cuánto dinero ganas. El hecho de que alguien, sea hombre o mujer, pregunte por el salario del otro, ya sea su pareja o simplemente un compañero, despierta desconfianza y lleva a interpretar al “preguntón” o “preguntona” como un interesado e incluso maleducado.

Esa creencia arraigada en nuestras costumbres sociales nos ha llevado a que, por miedo a caer en la falta de tacto o en la invasión de un terreno privado, deleguemos en uno de los miembros de la pareja las decisiones financieras a largo plazo, cayendo en el error no observado de desear, con el tiempo, haber estado más involucrado en la gestión del dinero cuando nos divorciamos o incurrimos en situación de viudedad.

Tal y como revela el estudio mencionado: haz de los temas financieros un deporte de equipo, en el que ambos miembros de la pareja se involucren y tomen parte activa de las decisiones de ahorro, gasto e inversión que se produzcan durante la vida en común.

El dinero es una cuestión muy personal. Hay quien lo concibe como una garantía para el futuro, por lo que esa persona no soporta gastar, los hay que viven el momento y al día, con lo que gastar no es un problema. Pero sobretodo, el dinero es la llave para conseguir sueños, ilusiones. Y los sueños y los ilusiones, cuando no son compartidos, hay discrepancias. Si uno sueña con una casa maravillosa con jardín, y el otro sueña con un retiro a los 45 años, probablemente tengan que sacrificar un sueño para conseguir el otro. No es frecuente que se pueda conseguir todo sin sacrificio, aunque también hay casos así.

Detrás del concepto dinero, existen fuertes creencias sobre lo que hemos vivido, las experiencias pasadas, lo que hemos aprendido en nuestro núcleo familiar, lo que consideramos que es correcto. Y cuando damos el pistoletazo de salida a una vida en común, con proyectos e ilusiones, pero con también, gastos, es el momento de ponernos serios y conocer y comprobar cuán de compatibles somos a la hora de administrar el dinero en pareja. Hay personas que prefieren gastar y vivir al día antes que ahorrar, otras que prefieren no salir a cenar para no gastar. Habrá también quienes antes de ser pareja se hayan comprado un coche por ejemplo, y todavía esté pendiente de amortizar el préstamo solicitado para esa compra. También es común que uno de los dos tenga un salario más alto que el otro.

Toda esta casuística hace necesario que haya una conversación honesta y respetuosa con lo que cada uno verdaderamente quiere, para establecer si vais a llevar las finanzas de forma conjunta, como una unidad, o si por el contrario, cada uno va a seguir teniendo su dinero, de forma independiente.  Ante todo, comunicación y transparencia.

 

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.

 

 

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

¿Quieres aprender a invertir en bolsa ?

Te regalamos la primera parte de nuestro Manual de Inversión y empieza a rentabilizar tus ahorros ahora

Share on whatsapp