¿Qué son las «stablecoins» y para qué sirven?

 

¿Te da pereza leer este artículo? Puedes escucharlo en nuestras plataformas para Podcast en Spotify o Apple Podcast. ¡No hay excusas!

 

 

En un momento como el de hace escasos días en el que Bitcoin ha anotado otra fuerte caída cercana a barrera clave, las «Stablecoins» se hacen especialmente interesantes. Dado el carácter especulativo y la marcada volatilidad que caracterizan a las criptomonedas de referencia, como podrían ser Bitcoin o Ethereum, surge la imperiosa necesidad de encontrar soluciones menos arriesgadas y con mayores garantías. De ahí el nacimiento de las «Stablecoins», que no son más que un esfuerzo de los instrumentos financieros asociados a la blockchain para reducir la volatilidad de las monedas virtuales.

La principal motivación para crear una «Stablecoin» es servir como activo refugio para los inversores en momentos de volatilidad.

En este sentido, definimos las «Stablecoins» o Criptomonedas estables como:

Aquéllos activos digitales cuya característica principal es que están asociados al valor de otro activo mediante una relación de paridad. Por ejemplo: una moneda FIAT (como podría ser el euro, el dólar o el yen japonés) con la que mantienen una relación 1:1, bienes materiales (como el oro, la plata o un inmueble), o a otra criptomoneda.

En segundo lugar, existe el grupo de «Stablecoins» no colateralizadas (o no respaldadas) que no están asociadas a ningún valor externo, sino que emplean únicamente algoritmos para evitar las fluctuaciones de precio. En estos modelos, es la propia cadena de bloques la que controla la volatilidad de las monedas mediante algoritmos y ‘smart contracts’.

A continuación, mostramos las «Stablecoins» más populares en función de su cuota de capitalización según Coin360, todas ellas respaldadas por el dólar estadounidense:

Destaca en el ranking USDT, que ocupa el sexto lugar de todas las criptomonedas estables con una capitalización de más de 4.100 billones, con «b», de dólares. USDT (Tether) es una «Stablecoin» o criptomoneda estable creada por la compañía Tether en 2014. Dicha moneda digital mantiene una relación de paridad 1:1 con respecto al dólar. Esto significa que 1 USDT siempre tendrá un valor igual o muy cercano a 1 $ USD. Además el nombre de USDT proviene de unir, USD (símbolo financiero del dólar) con T (de Theter).

Para utilizarla, los clientes pueden depositar dólares estadounidenses en la plataforma y recibir a cambio USDT,  que pueden utilizar como cualquier otra criptomoneda, ya sea para intercambiar bienes en las plataformas digitales que la acepten o para invertir. La compañía afirma que cuenta con suficientes dólares “de reserva” que sirven de garantía de depósito para los usuarios de la plataforma. La idea es que, siempre que lo deseen, los usuarios deberían poder volver a intercambiar sus USDT por dólares sin verse afectados por fluctuaciones de precio como las que suelen darse en las otras criptomonedas gracias a que el precio de estas criptomonedas está virtualmente “anclado” al del dólar.

Y como en toda información que recibimos, debemos avivar el sentido crítico. Sin duda alguna, las «Stablecoins» son altamente transaccionadas, pero transaccionadas no significa queridas. USDT por ejemplo es una moneda repleta de sombras que ponen seriamente en duda que realmente cuenten con los dólares suficientes para cubrir las reservas de todos los tokens que ahora mismo tienen un circulación. Os recomiendo este excelente artículo en donde se aprecian contradicciones y falta de transparencia en su funcionamiento respaldadas con evidencias empíricas.

Caemos compulsivamente en la trampa de buscar la seguridad en donde la hay. Una inversión segura podría considerarse aquella que ofrece mayores garantías (nunca totales) de retorno del dinero, es decir, menos riesgos de pérdidas. Visto lo visto sobre las «Stablecoins», podemos decir que nos brindan la seguridad que persiguen en su esencia? La principal recomendación a la hora de invertir de manera segura suele ser la diversificación del riesgo, nunca la inversión en una criptomoneda con altas amenazas de que carezca de liquidez.

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer at Aston Dealers® Business Academy

 

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

¿Quieres aprender a invertir en bolsa ?

Te regalamos la primera parte de nuestro Manual de Inversión y empieza a rentabilizar tus ahorros ahora

Share on whatsapp