La correlación directa entre tu situación financiera y tu salud física y mental

 

Existe una correlación directa entre tu situación financiera y tu salud física y mental. En este sentido, los expertos apuntan que la imposibilidad de ahorrar por no tener un sueldo suficiente que cubra todos los gastos o el hecho de tener “sustos financieros”, es decir, imprevistos de tipo económico, pueden ser una fuente de trastornos para la salud en la medida que suponen un shock para la persona que los sufre. Ante dicha situación, se hace necesario cultivar hábitos saludables desde el punto de vista financiero que contribuyan positivamente al bienestar físico y mental de las personas.

 

 

De acuerdo con el estudio 360 Wellbeing Survey 2019Well and Beyond” de la compañía aseguradora internacional Cigna hay 3 principales fuentes de estrés: las finanzas personales, una gran carga de trabajo y la salud personal. Todos estos factores combinados “pueden conducir a un colapso en el bienestar físico”. Según Cigna, los problemas económicos contribuyen a la aparición de trastornos como el aumento de la presión arterial, problemas de sueño, depresión u obesidad. 

Podríamos entrar en el eterno debate de si el dinero da o no la felicidad, visto que la salud física y mental se ve afectada por la financiera, pero siendo pragmáticos, lo interesante es conocer qué hacemos en estos casos que lamentablemente se han acentuado con la pandemia. La organización Mental Health First Aid International recomienda:

Mentalizarse. Ignorar que se tienen problemas financieros no va a hacer que desparezcan.

– Consultar con tu banco o con un asesor financiero independiente en relación a tu patrimonio, deudas, y que este te ofrezca estrategias de mejora y herramientas para fortalecer tu salud financiera.

– Solicitar ayudas públicas (nacionales, locales, regionales) o bonos sociales, a disposición de los ciudadanos para que afronten sus obligaciones de pago o los gastos propios del día a día.

– Evitar gastos triviales e innecesarios, hecho que rebajará lo invertido y hará crecer el ahorro.

– Registrar todos tus gastos e ingresos que se produzcan. Para evitar o combatir el estrés financiero, debes determinar, entender y organizar tus ingresos, tus hábitos de gasto y tus deudas. Apunta tus ingresos, lleva un registro de tus gastos y decide adónde quieres que vaya tu dinero. En relación a esto, hay que tener en cuenta las siguientes estimaciones de los expertos:

. No destinar más de un 50% de los ingresos a los gastos fijos

. No destinar más de un 30% de los ingresos a los gastos variables.

. Destinar un 20% de los ingresos al ahorro.

– Emplear soluciones digitales para la gestión de finanzas: en el mercado de aplicaciones hay multitud de herramientas que permiten gestionar las cuentas bancarias sin tener que moverse de casa.

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

4 Programas Formativos: bolsa, criptos, negocios y metaverso.

-25% Dto + Entradas FCB + Entradas Music Festival