El pasado 30 de abril del 2018 el IBEX 35 rompió la resistencia clave en los 9950 puntos activando divergencia alcista con el oscilador RSI y MACD, vemos cómo el precio forma mínimos decrecientes mientras que en los osciladores podemos marcar mínimos crecientes, es una contradicción entre el precio y el oscilador e indica un posible cambio de tendencia.

En el corto plazo tiene pendiente un posible objetivo al alza por divergencia alcista hacia la zona de los 10.570 puntos, veremos si la cumple o la anula en el futuro. La divergencia sólo se anularía de romper los mínimos del patrón en 9.280.

La media móvil de 200 sesiones marcada en color roja sigue en fase descendente indicando tendencia bajista. Mejoraría el aspecto técnico en caso de que la cotización superara la media móvil y ésta pasara de ser resistencia a zona de soporte en el futuro.

Los osciladores ESTOCÁSTICO y RSI se encuentran en zona de sobre venta avisando de posible rebote en el muy corto plazo.

En el largo plazo sigue alcista, tiene pendiente un posible objetivo al alza por divergencia alcista hacia la zona de los 11.300 puntos, veremos si la acaba cumpliendo en el futuro. Luego el índice español ha corregido al 50% del Fibonacci de toda la tendencia alcista primaria, la cual empezó a mediados de junio del 2016, tras los fundamentales del brexit.

Por Néstor Borràs.

Por |2018-06-01T17:47:27+00:00viernes 1 junio 2018|Acciones, Novedades, Por Néstor Borràs|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario

TwitterFacebookGoogle+LinkedIn
Carrito Producto eliminado. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.