Expectativas de inflación y Sangría de Bonos.

El inicio de sesión de Wall St. ha sido justo al contrario de lo esperado. Buenos resultados de petroleras, de industriales de referencia como Caterpillar (Dow Jones), los futuros del S&P 500 testando los 4.200 ptos durante la mañana europea; incluso el NASDAQ lo intentaba de nuevo con los 14.000 ptos. Pero la apertura ha traído una caída de los índices y un nuevo draw down en Dólar / Oro.

La inflación está aquí y es el peligro.

Las expectativas de inflación siguen subiendo, las materias primas muy alcistas – signo claro inflacionista – y ese es sin duda el consenso de todo el mercado; una vez descontada la reapertura, toca enfrentarse a la posible inflación y subida de impuestos. Como escribíamos hace unos días «vender con la vacuna».

El «hachazo» que empezó el lunes como podemos comprobar en el gráfico, ha sido en el pool de US Bonds T Note, dónde el Bono 10 Years tiene una ponderación importante. A partir de aquí ( caída de precio / subida de yields cotizadas) la presión bajista se trasladó al oro que ha tenido su «hora de gloria» cayendo desde 1780 $ a 1760 $ la onza.

Aquí el trading no es «pillar el velón»  (un spike complicadísimo y estresante excepto para los traders de YouTube, que lo tienen siempre muy claro ¿verdad?) si no cerrar a tiempo; ya que el primer rebote se llevó más del 40 % de los cortos.

Por otro lado, el Dólar reacciona por correlación inversa y, tras disponerse ayer técnicamente para afrontar una ruptura bajista, se giró alcista desde la apertura de Europa y culminó su ascenso hasta resistencia en el entorno del 90.770; para después volver a girarse bajista a favor de su trend principal.

Como hemos dicho en más de una ocasión, comentando circunstancias de mercado relacionadas con estas correlaciones, éstas no son inmediatas ,como en el caso de las que aplicamos en los pares alfa de Forex, aquí, tenemos dos mercados – renta fija y variable – y diferentes activos. Desde divisas a metales preciosos. Pero, también es cierto que, como las tormentas, cuando se cargan, siempre acaban rompiendo y entonces, las mencionadas correlaciones derivadas del ajuste de los bonos aparecen de golpe como un reloj que actualizamos o ponemos  en hora tras haber estado mucho tiempo parado.

El MOVE no falla pero es un indicador «demasiado» adelantado.

Ya hemos escrito  en otros posts sobre este indicador de volatilidad de Bonos. Como otros, incluidos los de sentimiento de mercado más seguidos ( PUT / CALL Ratio y el Bulls & Bears de Bank of America) , tardan pero no fallan. Si los utilizamos para operativa a medio / largo plazo ofrecen la ventaja de que cuando «descarga» la tormenta nos ha dado tiempo a preparar…  ¿la entrada?, no, la salida . Porque el recorrido es tan exagerado y los rebotes – volatilidad – tan rápidos, que lo importante para rupturas así es saber cuando salir y saber que, seguro, incurriremos en coste de oportunidad ( dejar de ganar por salir «antes» de tiempo ) . Pero aún así, con coste de oportunidad incluido, cada temporada de Bolsa se nos presentarán 4 ó 5 grandes rupturas como esta que pueden ser la diferencia entre un año bueno de trading y un año excelente.

 

Joaquín Ortega

Joaquín Ortega

Experto en inversiones de índices y petróleo.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

¿Quieres aprender a invertir en bolsa ?

Te regalamos la primera parte de nuestro Manual de Inversión y empieza a rentabilizar tus ahorros ahora

Share on whatsapp