El ruido mediático y la inversión bursátil

 

¿Te da pereza leer este artículo? Puedes escucharlo en nuestras plataformas para Podcast en Spotify o Apple Podcast. ¡No hay excusas!

 

 

 

En los mercados financieros existe un elemento propiamente del Análisis Fundamental, que tiene que ver con las manos fuertes y las corrientes mediáticas interesadas en potenciar subidas de la cotización del precio de forma puntual, así como correcciones del precio sin argumentos que den lógica y fundamento a esas fluctuaciones. ¿Cómo gestionamos técnica y psicológicamente este ruido?

El hecho de que comprar y vender en los mercados financieros sea operativamente accesible a todo el mundo (cualquiera pueda abrirse en 5 minutos una cuenta en un bróker y depositar ahí dinero), no implica que todo el mundo entienda o sea capaz de procesar antes de abrir una posición las últimas declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, la relevancia del cierre bursátil de los mercados asiáticos con anterioridad a la sesión europea, las implicaciones de las reuniones de la FED, la magnitud y fuerza del índice dólar en los pares FOREX correlacionados, la volatilidad del Oro, los futuros en los índices más representativos como el SP500, el Dow Jones, el Nasdaq o el DAX alemán.

A menudo, el inversor novel se pierde en la complejidad de análisis y pronósticos sobre materias financieras y económicas tan abundantes en la red (cada uno dice la suya), gráficos repletos de canales de tendencia, medias móviles, bandas de Bollinger, volúmenes, MACD, RSI, etc. Estos métodos de inversión son útiles, no diremos que no. Pero en ese estudio, no nos perdamos la regla de oro de la inversión; los clásicos de toda la vida: búsqueda de soportes y resistencias, backtesting, disciplina férrea para salir de la operación cuando toca, no cuando “nos parece que”, stops bien planteados (solamente asumiremos un porcentaje sensato de pérdidas, adaptado a nuestro perfil como inversores y teniendo en cuenta nuestro capital depositado) y sobre todo, búsqueda de la tendencia principal para no ir en contra tendencia.

Al fin y al cabo, no hablamos más que de una adecuada gestión del riesgo. Y esa gestión del riesgo tiene que ver con el estar psicológicamente y técnicamente preparados para el ruido de mercado es decir, para la cantidad de movimiento que puede realizar un activo, en un momento determinado, pero que no afecta a su tendencia real. Podemos, por tanto, estar en tendencia alcista, y por una serie de variables, como noticias, resultados empresariales, debilidad de la moneda, etc, veamos como una cotización baja, pero sin afectar a su tendencia principal.

Ese movimiento que nos hace dudar tiene que estar bien controlado, de lo contrario los stops nos saltarán a la primera de cambio, y nos estaremos olvidando de algo tan fundamental en el trading como en la vida: el cambio de perspectiva, o lo que llamamos técnicamente, el cambio de horizonte temporal para detectar la tendencia principal, que será siempre nuestra amiga.

La tendencia está íntimamente relacionada con el horizonte temporal. Si soy un inversor muy largoplacista buscaré tendencia principales (tendencia primaria), pero si soy un swing trader (especulación de pocos días a semanas) mi tendencia no tiene porqué coincidir con la del inversor largoplacista, y si voy más allá y soy un daytrader (operaciones en el día) mi análisis de tendencia será distinto del que hace el inversor a largo plazo y también del que hace el especulador de swing trading. Es decir, un mismo activo puede estar en tendencia alcista o bajista en función del punto de vista que tome.

Si trabajamos en temporalidades muy bajas, hay que tener en cuenta el ruido puede que no nos deje hacer un análisis correcto de la situación; puede que no nos deje identificar correctamente la tendencia principal, y esto unido a un mal apalancamiento nos puede dejar en la cuneta a la primera curva. Hay que tener en cuenta también que controlar las estructuras en el corto plazo, supone una dedicación casi en exclusiva a las pantallas y es mentalmente agotador, por lo que hay que tomar buena nota de lo siguiente: para sobrevivir en trading a largo plazo, hay que aprender a mantenerse primero en el corto.

Aún y a pesar de la fractalidad de los mercados, la incertidumbre es el único elemento constante y seguro en trading. Si te arriesgas, hazlo con cabeza, es decir, con confirmaciones técnicas – lo más estadísticamente ajustadas – que argumenten y den peso a tus decisiones de entrada y salida del mercado. 

 

Cristina Bartés

Chief Operating Officer

 

 

DISCLAIMER: La información y opiniones del presente artículo tienen carácter informativo, sin intención de influir en cualquier decisión comercial y no representan una recomendación personalizada de inversión ni de asesoramiento, dado que no se ha tenido en cuenta la situación financiera, los objetivos de inversión u otras necesidades personales de ningún inversor en particular y no constituyen ni pueden interpretarse como una oferta, invitación o incitación para la venta, compra o suscripción de valores, productos o servicios financieros, ni su contenido constituirá base de ningún contrato, compromiso o decisión de cualquier tipo. Su finalidad es mantener informados a los clientes de Aston Dealers® Business Academy sobre noticias o información correspondiente a los mercados financieros y por tanto los destinatarios de la presente comunicación deben consultar con sus propios asesores legales, fiscales o de cualquier otro tipo sobre las implicaciones de invertir en cualquiera de los productos o activos, que en su caso, se mencionen en el artículo.

Aston Dealers®

Aston Dealers®

Una firma referente en formación financiera continuada en presencial y online que se diferencia por ser la única que ofrece en su plan de estudios Coberturas de Inversión desde 2014.

Deja un comentario

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales! Y no te pierdas ninguna novedad

Club del Trader

Club del Trader

Formación continua sobre los
Mercados Financieros

Vídeo de la semana

Ebook

¿Quieres aprender a invertir en bolsa ?

Te regalamos la primera parte de nuestro Manual de Inversión y empieza a rentabilizar tus ahorros ahora

Share on whatsapp