Máximos sin celebración

Ni celebraciones, ni tartas, ni corbatas o gorras conmemorativas de la hazaña … nada de lo que es habitual en Wall St después de conseguir máximos históricos – S&P500 – se produjo la pasada semana. Fue como un día normal en el que casi por obligación se llegaba a la cotización, se cobraban los futuros largos que vencían y de nuevo al trabajo. El sentimiento de mercado es una de las escuelas de análisis de la bolsa USA, y el hecho de que la euforia no se hiciera presente en máximos se valora como que algo no cuadra. Desde el punto de vista de mercado, lo más destacable es el alza del oro que ya pasa por encima de los 1400 $ la onza. Una cotización que, hay que decir en honor a los analistas de JP Morgan, ya vaticinaron hace meses en sus boletines de análisis tal y como publicamos en AD y comentamos en las sesiones del Club del trader meses atrás.

Hay que tener en cuenta, que el S&P500 representa siempre el riesgo. Por ello no es nada habitual que, en máximos de este índice benchmark o referencia, el valor refugio más conservador que existe, el Oro, esté también en máximos de 6 años.

¿Por qué es el valor refugio más conservador?

Se dice que es el más conservador porque no renta absolutamente nada. Por lo menos un Bond 10 years del treasury USA tiene un rendimiento del 2.80 % y es risk free; libre de riesgo. Pero el Oro, no renta tipos ni dividendos – hablamos de oro físico – y, además, comprándolo podemos incurrir en coste de oportunidad si resulta que los tipos o la rentabilidad por dividendo de las acciones suben también. Coste de oportunidad hace referencia a la cantidad de dinero que se puede dejar de ganar al incurrir en un error de análisis en una inversión; por ejemplo, comprar oro en el momento en que la renta variable (Bolsa) está atractiva y rentable. Más análisis y comentarios sobre estas cuestiones en el artículo “Trading. Comprar barato y vender caro”.

Por ello, el mercado interpreta que si en máximos del S&P el Oro se planta en máximos es que en realidad hay muy poca confianza en el riesgo o renta variable. También hay que recordar que la situación actual de posibles recortes de tipos por parte del FED – sin confirmar – también favorecen al oro; porque los inversores en el metal precioso temen menos incurrir en coste de oportunidad tal y como escribíamos en líneas anteriores.

Oro. Análisis técnico

De todo lo escrito, lo que llama más la atención revisando gráficos es el chart mensual del metal precioso. Es rotundo y resume todo lo dicho. La volatilidad que hemos sufrido, las dudas sobre la renta variable … todo ha impactado en el gráfico de velas mensuales con una ruptura alcista del triángulo que podemos ver en el siguiente gráfico.

A la espera de lo que pueda ocurrir con la crisis de China e Irán el gráfico muestra que todavía queda recorrido alcista, aunque conviene recordar que el mercado está a la espera. Una resolución feliz de los conflictos comerciales podría revertir la situación y tener un recorte en toda regla. No obstante, el informe de Jp Morgan al que hacíamos referencia en el artículo, daba la previsión de 1500 $ onza en el largo plazo.

Respecto al trading, no podemos descartar recortes en los gráficos diario y H1 si tenemos en cuenta que el Diario el metal amarillo no ha hecho todavía ningún pullback.

Máximos sin celebración 2

Por |2019-06-25T12:56:26+00:00martes 25 junio 2019|Índices bursátiles, Materias primas, commodities, Novedades|1 comentario

Un comentario

  1. Josep 26 junio 2019 en 11:10 AM - Responder

    Buen articulo!

Deja tu comentario Cancelar respuesta

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!