Prefacio GD

Prefacio gd

«El porvenir de mi empresa ya está decidido». GD


A sus 45 años, y tras 14 en una industria a la que pocas cosas gustan más que un buen titular. Que es poco más que una mención a su carrera profesional dentro del ámbito educativo creando una marca y una compañía para salvaguardar su ideología sobre el conocimiento y el esfuerzo como pilares principales de ASTON DEALERS®, que a su vez permita la continuidad a unos herederos futuros que dirigirán ASTON DEALERS® en el futuro.


«La autonomía es fundamental y necesaria para mí. Sé que es una postura difícil, pero no podría hacer este trabajo de otra forma». GD.


Por si quedaban dudas, a una posible fusión o adquisición con alguna otra compañía internacional, no hay ninguna alianza en el horizonte, la independencia es una de las bases sobre las que GD construyó su compañía y es innegociable para él. Sofisticación minimalista, elegancia simplificada, pragmatismo refinado para un alcance muy amplio a un público que espera cambios y mejoras que no sólo los impacten, sino también que los satisfagan. Son los calificativos que suelen acompañar al nombre de ASTON DEALERS®. Y, aunque todos ellos verídicos, lo que realmente define y distingue al CEO y su particular universo es la libertad -creativa y empresarial- la más rara condición en un mundo de holdings e inversores intrusivos.


Esa independencia es fundamental y necesaria para mí», sostiene GD. Desde que en 2014 fundó ASTON DEALERS® con el apoyo de su socio hasta el 2018, año en el que se convirtió en administrador único. Es el único dueño de una marca que hoy comprende un extenso portfolio de servicios desde la educación low cost, high ticket, programa embajadores, programa business, inversión en proyectos y start-ups (relacionados con la educación, sostenibilidad, tecnología y salud). Manteniéndose firme siempre con la libertad por crear algo nuevo en beneficio de la sociedad.


«Necesito sentirme liberado de interferencias para tomar decisiones sobre el presente y el futuro, porque sólo así puedo orientar el negocio en torno a mis ideas y hacer que evolucione. Sé que es una postura difícil, pero no conozco otra manera de hacerlo. Y no siempre es una elección fácil, pero es la que seguiría tomando hoy en día». GD.


Para GD, el quid de esa libertad imperativa es el privilegio de hacer solo las cosas que le gustan y en las que cree. Incluso cuando eso supone llevar la contraria a la tiranía de los números. La decisión de no seguir las reglas habituales del juego es difícil e importante, y a menudo ha reflexionado sobre ello y se ha puesto en duda a sí mismo y a su trabajo. Pero la independencia es una parte esencial de GD. Se cuestiona continuamente, pero también está seguro de que el camino que ha escogido es el correcto para él, lo que no significa que lo sea para todo el mundo. Las lecciones más importantes que ha aprendido a lo largo de los años son la gran precisión, la atención a los detalles, no dejar nada al azar y tener una visión coherente, «si crees en algo, puedes y debes hacerlo, aunque los demás se pongan en contra». GD.


La mímesis es casi inevitable cuando trabajas y colaboras con los mejores del mundo, una idiosincrasia férrea, casi es más bien en algunos casos una simbiosis, incluso si cabe decir “el Equilibrio”. No odiaría nada tanto como ser considerado uno más del rebaño. GD no es anti-tendencia y nunca ha dicho que lo sea, pero hace las cosas a su manera, siguiendo sus propias ideas y no las que imponen otros. Tener un punto de vista personal es un signo de valentía y visión, y eso es mucho más importante que ceder a las tendencias del momento. Elegancia, sencillez, belleza y un inspirador sentido del pragmatismo hacen que la marca y todos sus servicios ofrezcan un ecosistema de bienestar para el cliente. Ese cliente que en definitiva es: el único jefe de cualquier empresa.


Esto es lo que ASTON DEALERS® y GD significan hoy en día. GD convertido en su mejor embajador de la casa, con su perenne fortaleza por la supervivencia frente a las diferentes crisis vividas desde los inicios de ASTON DEALERS® en 2014, a la cola de aquella crisis financiera que se inició en 2008 creando una marca y un servicio diferencial, después llegó la crisis sanitaria con una pandemia tan fuerte que no se veía desde hace más de 100 años, más tarde la crisis inflacionaria propugnada por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, y tantas más crisis vendrán en el futuro porque así es el ser humano y cuando asumes esa característica de un ser que destruye lo que ve a su paso entonces sabes cómo esquivar los golpes de cualquier crisis. Esto es lo que ha hecho que el Core Business de ASTON DEALERS® sea inmune ante cualquier dificultad macro-económica, no hay más secreto.

«Estoy cada vez más decidido a continuar mi estrategia de medio a largo plazo, manteniéndome fiel a los principios que siempre han apuntalado mi filosofía creativa y empresarial. Tener un punto de vista personal es un signo de valentía y visión». GD.


Tener el valor y la fuerza de resistirme a las situaciones difíciles ha sido la clave de mi éxito. Pero creo que las nuevas generaciones, tan conscientes de la sostenibilidad, podrán hacer mucho. Soy lo bastante mayor para ser realista sobre la naturaleza humana, pero no pesimista.


Guillermo Dávila
ASTON DEALERS®